jueves, 24 de diciembre de 2015

Redes sociales (1): nombres de calles y guardias civiles muertos

Desde hace un tiempo, en las redes sociales se generan contenidos y se vierten todo tipo de comentarios extremos y desproporcionados, muchas veces sin ningún tipo de consideración o meditación previa.

Es el caso de esta

Lo primero, a recriminar, son las malas formas y el insulto fácil. Os faltan huevos, clase y categoría... miserables. Así demuestran su desprecio a quienes dirigen su petición, basado sencillamente en que su ideología es diferente.

Lo segundo, a destacar, es algunos comentarios que se produjeron en forma de respuesta, alegando que no está bien quitar nombres de políticos y generales franquistas porque es olvidar y distorsionar la historia. No señoras, no señores. La historia está en los libros, en la hemeroteca, en los documentos. Ponerle un nombre a una calle es un reconocimiento, es un acto de exaltación.

Lo tercero, para entender, es una serie de preguntas que me hago sobre este reconocimiento que piden.
¿Por qué lo merece más un guardia civil muerto que uno vivo? ¿O uno que murió en un atentado terrorista en lugar de uno que murió en otro acto de servicio?
¿Por qué guardias civiles y no policías? O bomberos incluso. Todos arriesgan sus vidas por las nuestras.
¿Por qué un guardia civil de Bilbao, que murió en Bilbao, tiene que tener una calle en Madrid?

Patriotismo de pacotilla que no aporta ningún bien, y hace daño a la imagen de todo lo que tocan.

lunes, 21 de diciembre de 2015

Resultado de las elecciones generales de 2015: la tendencia sigue

Como puede verse por la ausencia de publicaciones, no ando con mucho tiempo para sacar las cosas que tengo guardadas en el tintero. Pero como llevo ya unos años haciendo este análisis, sigo con ello de forma resumida.

Ya hablé sobre las elecciones generales de 2011, y las europeas de 2014. Expliqué lo injusto del reparto con las circunscripciones y la ley de D'Hont. Señalé la lacra que supone el turnismo bipartidista en este país.

Y también destaqué que algo estaba cambiando. A pesar de tenerlo todo en contra, otras voces estaban tomando fuerza. Una fuerza que podía medirse en escaños. Este 20 de diciembre se ha podido corroborar que esa fuerza sigue multiplicándose por dos cada vez que hay elecciones.

Solo hay que comparar los escaños del conjunto PP+PSOE con el resto de escaños.

        2008  2011  2015
PP+PSOE  323   295   213
Demás     27    55   137

Con números resulta poco impactante, pero con gráficos se ve mucho mejor.
Resultados en 2011


Resultados en 2015


Nos está costando, y vamos despacio, pero poco a poco vamos despertando. Aunque nos asusten con mercados, estabilidad, bolsas.

Para consultar los datos oficiales con más detalle, aquí tenéis enlaces para las elecciones de 2008, 2011 y 2015.

Un último detalle que nadie ha sabido explicarme, ¿por qué existe esta ligera diferencia sobre los resultados de 2011 en la página de 2011 y la de 2015?