miércoles, 6 de abril de 2011

Machismo e ¿igualdad?

Antes de nada, quiero pedir a quien comience a leer esto, que lo lea por completo. Sino terminará con un mal concepto de lo que pretende decir este artículo. Gracias.
"Violencia machista". Es la expresión que ya estoy harto de leer y escuchar en la prensa. Se está demonizando el machismo, y se está llamando machista a lo que no lo es.
Para quien así de primeras no le vea sentido a mis palabras, iré un poco en orden para poner claridad. ¿Qué es el machismo? Pues simplemente el pensamiento de que el sexo masculino es superior al femenino. Visto así, ¿el machismo es malo? Pues oye, sí que lo es. ¿Y qué tan terrible es? Eso depende ya.
Ceder el paso a una dama, la mayoría diría que es un acto de cortesía. Pero no nos equivoquemos. Cortesía es ceder el paso a cualquier persona. Solo a las damas, eso es machismo. ¿Tan terrible es? Pensar que el hombre es el que tiene que dar el primer paso en una relación, es machismo. ¿Tan terrible es? Dar por sentado que el hombre tiene que trabajar para llevar dinero a casa, y que la mujer tiene que quedarse cuidando de la vivienda y los niños, es machismo. ¿Tan terrible es? Esto último, pues parece que es bastante peor que los dos ejemplos anteriores.
Podemos crecer en terribilidad. Que un hombre golpee frecuentemente a su pareja, porque se cree superior a ella y con derecho a hacerlo, es machista y terrible, muy terrible. Pero ojo. Hay personas que son así, violentas, con todo el mundo. ¿Debe ser considerada machista, una persona que es violenta con todo el mundo, hombres y mujeres, jóvenes, adultos y ancianos? Porque muchas veces en la prensa nos hablan de violencia machista, cuando solo tendrían que hablar de violencia. Sí, pegó a su pareja, ¿pero cómo trataba a los demás? Con esto, lo que se consigue es unir el término machista con el término maltratador. No es lo mismo pensar que la mujer tiene que limpiar, que pensar que está bien pegar a las mujeres. Insisto, ambas cosas son malas, ¿pero cuán terrible es cada una?
Llega aquí el caso extremo. Típico titular "otra víctima de la violencia machista". Muchas veces es correcto. Pero otras tantas se trata de un caso en el que un hombre ha asesinado a una mujer. ¿Qué tan horrible es un asesinato? De lo más horrible que hay, sin duda. Pero, ¿es esto machismo? Muchas veces se trata de un tipo que, sin haber golpeado, ni insultado, ni ninguneado, ni despreciado una sola vez en la vida a una mujer, se le cruzan los cables, y comete un asesinato.

Se está utilizando esto con muy malos fines. Se manipula a la gente para ganar elecciones. Hay familias que lo pasan muy mal con esto. Como la de aquel hombre que, tras descubrir que su mujer le era infiel, perdió la casa y la custodia de sus hijos en el juicio de divorcio. Se está demonizando la masculinidad, y también la feminidad. Se aplaude que una mujer apenas coja unos días de baja por maternidad. En una carrera de ingeniería apenas hay alumnas. ¿Son los ingenieros unos machistas, o es que ellas apenas se matriculan? En algunos casos, se llega a favorecer a la mujer frente al hombre.


¿Dónde queda la igualdad?

Cuando no haya que tomar medidas, es cuando habrá verdadera igualdad. Cuando no pensemos en la igualdad, porque ya no hará falta, porque igual dará.